LAS FRACTURAS DENTALES son una de las emergencias más comunes en Odontología. Aunque este tipo de problema suele relacionarse con los infantes, lo cierto es que también es muy común entre los adultos. Existen diferentes causas para la fractura de un diente definitivo: accidentes, caídas, golpes al practicar un deporte, peleas o incluso, como consecuencia de morder alimentos muy duros. Los dientes más propensos a los accidentes son los incisivos centrales superiores. Éstos, además de realizar una función fundamental durante la masticación, también tienen gran importancia estética.

En este artículo vamos a explicar cómo actuar ante esta lesión dental y cómo se puede restaurar un diente roto. Aunque no te sucede a ti, puede que tengas que ayudar a alguien -ya sea niño o adulto- en un momento dado. Muchas veces el tiempo juega un papel fundamental. De esta manera, si se llevan a cabo los pasos adecuados en un periodo de tiempo corto, el pronóstico de la fractura será más favorable.

¿Qué hacer si se me parte un diente? En primer lugar, mantener la calma. Es posible que empieces a sangrar mucho y que te duela. Este tipo de urgencia puede ser escandalosa, pero tienes que saber reaccionar ante la situación, especialmente si te encuentras solo. Debes intentar recoger la pieza dental o los trozos que encuentres y guardarlos. y si tienes ocasión, enjuagarte la boca con agua.

  • Si la fractura es parcial: limpia suavemente el trozo de diente que se te ha caído y coloca una compresa fría en la cara para contener la inflamación. El pedazo podría ser utilizado por el odontólogo para pegarlo de vuelta en su sitio.
  • Si el diente se mueve de su sitio: intenta volver a colocarlo en su posición original. Para conseguir que se sujete, puedes ayudarte mordiendo una gasa.
  • Si el diente se sale complete de su sitio: recoge el diente y sin tocar la raíz enjuágalo suavemente con agua o leche e intenta volver a colocarlo en su cavidad. Para conseguir que se sujete, puedes ayudarte mordiendo una gasa. Debes tener mucho cuidado para no tragártelo. Si no te resulta fácil o te incomoda hacerlo, otra opción es sumergir y transportar el diente en un vaso de leche “sin manipular su raíz”.

Coloca una compresa fría en la cara y tapona la zona del diente con una gasa o servilleta para contener la hemorragia. En todo caso, Lo más importante es que acudas al odontólogo DE INMEDIATO en los 3 casos mencionados.

¿Cómo se repara un diente roto? Actúa rápidamente, no busques remedios o soluciones caseras para arreglar un diente fracturado. El tratamiento que requieres es siempre profesional. De no ser así, pueden aparecer consecuencias negativas como una infección o que el daño del diente sea mayor. Una vez que te encuentres en nuestra consulta, se evaluará la lesión dental y veremos cuál es la solución más adecuada en función del daño sufrido:

  • Daño Leve (Fractura del diente sin que el nervio se encuentre afectado): se realizará una reconstrucción estética con composite (resina). También es posible pegar de vuelta el fragmento partido. ¿Recuerdas que dije que lo guardaras? Este tratamiento puede durar hasta una hora por cada diente fracturado.
  • Daño Moderado (Fractura del diente donde el nervio pudiese estar afectado): si la fractura es más grande y se ve afectado al nervio dental, debe realizarse un tratamiento de conducto. Posteriormente, se restaurará con una carilla o corona funda para proteger el diente.
  • Daño severo (Fractura del diente a nivel de la raíz): cuando la fractura afecta a la raíz, es decir, cuando el final de la rotura está muy por debajo de la encía, habrá que extraer con cuidado el resto de la raíz y colocar un implante dental y su respectiva corona estética.

En resumen: Estos accidentes le suceden a muchas personas. El mejor consejo que te podemos dar es que mantengas la calma y que nos visites lo antes posible. Los dientes incisivos centrales tienen un gran valor estético además de su función durante la masticación. Hoy en día la Odontología tiene muchos recursos para restaurar este tipo de emergencias. El primer objetivo siempre será conservar tu diente natural. Te recomendamos que intentes prevenir al máximo la fractura de un diente. Por ejemplo, puedes utilizar férulas de protección deportiva cuando hagas actividades de contacto.

Seif, T. (2018). Fracturas Dentales.