El mal aliento también denominado HALITOSIS, es un problema que puede afectar nuestra actividad social y afectiva.

 Las causas del mal aliento son variadas pero el 90% proviene de la cavidad bucal, en especial, de las encías y la superficie de la lengua donde se acumulan bacterias productoras de gases de sulfuro que no son eliminadas correctamente durante la higiene bucal.

 Con esto quiero decir que debe existir un adecuado y frecuente cepillado acompañado por el uso del hilo dental, enjuagues dentales y otros implementos de limpieza como los rastrillos para lengua. Además, se debe acudir a una limpieza profesional al menos 2-3 veces al año.

 Otro factor importante es la presencia en la boca de restauraciones y prótesis en mal estado, prótesis removibles mal mantenidas y lesiones de caries.

 El mal aliento es controlable.